www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de Pacientes

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

Técnicas y tratamientos en Medicina Estética

Infrarrojos y Ultravioletas

Las radiaciones solares que llegan a la tierra comprenden, además de la luz visible, los rayos ultravioletas (UV), los de mayor poder energético, y los infrarrojos, más suaves y responsables de la sensación de calor en la piel. Ambos se utilizan en la fototerapia y los infrarrojos especialmente en la termoterapia, dos abordajes terapéuticos que utiliza la Medicina Estética en sus intervenciones.

Los rayos ultravioletas se utilizan en el tratamiento de desordenes de la piel crónicos como el vitiligo y la psoriasis. Se pueden aplicar asociados a medicamentos fotosensibilizantes que pueden conducir a un mayor efecto del tratamiento. Los rayos ultravioleta forman parte del conjunto de técnicas empleadas por la fototerapia, que utiliza como método terapéutico la radiación electromagnética del espectro luminoso visible e invisible (luz solar, infrarrojos, ultravioletas, láser o cromoterapia).

Infrarrojos y Ultravioletas

Los rayos ultravioleta se han hecho especialmente populares como método de bronceado, en este sentido, lo más adecuado es recibir asesoramiento clínico sobre los riesgos y precauciones a tomar si se desea realizar este tipo de prácticas.

Los rayos infrarrojos se emplean como técnica independiente y complementaria a otros tratamientos ya que, aunque su penetración en el cuerpo es muy superficial, producen un aumento de la temperatura y del riego sanguíneo del área tratada.

Son una herramienta fundamental en la termoterapia, que engloba tratamientos en los que se utiliza el calor y el frío desde el punto de vista terapéutico. Su uso dentro de este campo está indicado para tratar la obesidad y la celulitis. Consiste en la aplicación de infrarrojos a través de bandas que rodean las zonas a tratar (abdomen, muslos, nalgas, brazos) aportando calor y dando lugar a un aumento de la actividad metabólica derivada de la gran absorción de radiación infrarroja por parte del tejido graso. La técnica está contraindicada en hipotensos, insuficiencias hepáticas y renales y durante la menstruación.

Copyright 2017 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal
Desarrollo web: Sergiodelgado.net