www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de Profesionales

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

X, Y, Z: Abordaje tridimensional facial con ácido hialurónico

Dr. Moisés Amselem. Clínica Francesa de los Doctores Dray

Al hablar de tratamientos de remodelación facial, con cualquiera que sea la técnica empleada, no debemos olvidar que la cara es una estructura tridimensional, y por tanto, debe ser valorada como tal en cuanto a considerar los diferentes ejes del espacio.

Cuando nos referimos a tratamientos de inyecciones a nivel de dermis con las diferentes sustancias de relleno existentes en el mercado, debemos aplicar según las diferentes técnicas estas sustancias dentro del marco de tridimensionalidad comentado, apartando de nuestra mente el puro y único concepto de “relleno”, aunque la tendencia en la actualidad sea la de hablar de “materiales de relleno”.

Si consideramos estos ejes del espacio y aplicamos los conceptos de relleno, sujeción y proyección que en este artículo se contemplan, a cada una de las divisiones topográficas de la cara, conseguiremos un efecto integral de rejuvenecimiento natural, dando dinamismo a nuestra praxis y considerando cada cara a tratar como un nuevo horizonte por descubrir.

Tunelización con cánula

Diversas son las opciones de tratamiento de que disponemos para usar como “elementos de relleno”, si es que lo que pretendemos es exclusivamente eso: rellenar. A la hora de hablar de “fillers” (rellenos) en Medicina estética, podemos reducirlo sencillamente al uso en inyectables de sustancias que una vez infiltradas a nivel dermo-epidérmico, provocan el clásico efecto de rellenar arrugas, surcos, labios, pómulos1…, o por otro lado, podemos pretender dar un enfoque más dinámico al asunto. Cuando el elemento que utilizamos es el ácido hialurónico (AH) en sus diferentes tamaños de partículas y consecuentemente, distintas densidades, se nos ofrece un campo bastante más amplio e interesante en cuanto al tratamiento de una estructura tridimensional como es la cara, y ese enfoque dinámico se ve reflejado en la aplicación de ese AH a los diferentes ejes del espacio (x,y,z), y sobre todo, cuando bien es sabido que: el AH es algo más que un simple relleno, pues posee unas propiedades metabólicas que no tienen otras sustancias. Cuando inyectamos, por tanto, el AH (preferiblemente el estabilizado de origen no animal, por su mayor duración y seguridad) aplicado a cada eje del espacio, obtendremos como resultado un rejuvenecimiento facial natural, que podría ser expresado mediante la siguiente fórmula:

RFI = ∑ (RX1+X2 + RY + RZ)

donde:

  • RFI: Rejuvenecimiento facial integral
  • RX1: Relleno
  • RX2: Restructuración metabólica
  • RY: Reposicionamiento de estructuras que ceden
  • RZ: Reproyección de planos que se pierden

Nota: El artículo completo se encuentra disponible en el número 19 de la
revista Medicina Estética, que puede descargarse desde el área de socios.
Si usted no es miembro de la SEME, obtenga información acerca de cómo afiliarse.

Copyright 2017 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal
Desarrollo web: Sergiodelgado.net