www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de La SEME

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

Juan Carlos Izpisua: "El envejecimiento es un proceso reversible"

27 de Diciembre de 2016
LaOpinionDeMurcia.es

Durante los últimos tres años, ha liderado un equipo de científicos de once países que ha conseguido demostrar en ratones que se puede revertir el envejecimiento. Un hallazgo que da luz a una de las grandes utopías del ser humano a lo largo de la historia y que ha sido alabado por las revistas científicas más destacadas y medios de todo el mundo. De momento, el catedrático de Biología de la UCAM recalca que aún queda trecho para poder aplicar el descubrimiento a las personas, pero abre una puerta a la esperanza.

Tener en sus manos el Premio Bill Clinton al mejor científico de Estados Unidos, siendo español, se puede considerar un «daño colateral» a un trabajo intenso en el mundo de la investigación. Juan Carlos Izpisua (Hellín, 1960) saltó de Albacete a Benidorm con 10 años y después a Valencia para estudiar Farmacia. Ahora es director del laboratorio de Expresión Génica del Instituto Salk de Estados Unidos y catedrático extraordinario de Biología del Desarrollo de la Universidad Católica de Murcia. Sus trabajos han ayudado a comprender los mecanismos celulares y moleculares responsables del desarrollo embrionario. Estos descubrimientos están teniendo un impacto importante en el desarrollo de nuevos tratamientos para enfermedades, y han contribuido además a la creación de nuevas metas para la ciencia biomédica en campos como la regeneración de órganos y tejidos y la lucha contra el envejecimiento.  Sus investigaciones también han abierto la puerta a la cura de un tipo de ceguera

El equipo que usted lidera ha conseguido que se pueda revertir el envejecimiento. La gente piensa solo en que vamos a poder ser jóvenes durante mucho tiempo y los científicos, sin embargo, lo ven desde la perspectiva de mejorar la salud de las personas. ¿A qué cree que se debe esta diferente concepción de un mismo resultado?
No lo sé realmente. Quizás los científicos somos más conscientes de los potenciales riesgos de este tipo de terapias. Conocemos un poco más a fondo la complejidad del proceso del envejecimiento y la dificultad que lleva asociada el desarrollo de terapias para frenar o revertir su avance. Pero, por otra parte, la gente es mucho más abierta a la idea de probar estas terapias en humanos, y por supuesto todos queremos vivir con una mejor calidad de vida durante nuestra vejez.

 
Tres años de investigación, coordinando a once países, es algo que no se aprecia a menudo en ciencia... ¿El objetivo final de la investigación cuál es?
El objetivo es vivir mejor. Mejor calidad de vida para que cuando seamos mayores podamos ser independientes y sufrir menos los efectos del envejecimiento. Por supuesto, desde el punto de vista científico, también queremos conocer más a fondo por qué y cómo envejecemos. Es una de las cuestiones más fascinantes de la naturaleza.

¿Podrían evitarse enfermedades que afectan a los órganos por envejecimiento, como los riñones o el hígado, y también a artrosis, osteoporosis y casos de desgaste, o el cáncer?
Sí, el envejecimiento es el mayor factor de riesgo para todas las enfermedades que padecemos incluidas enfermedades degenerativas, cáncer y enfermedades cardiovasculares. Por estos motivos, frenar o revertir el avance del envejecimiento tendrá un gran efecto sobre el riesgo de padecer y sufrir estas enfermedades.

Con las informaciones científicas hay que ser cauto porque se abren expectativas en la gente que finalmente no se cumplen, al menos de forma inmediata. Pongamos esta noticia en su justo lugar.
Pues es muy importante que los científicos, con la ayuda de todos los medios de comunicación, sepamos transmitir que estamos lejos de que estas primeras observaciones se lleven a la clínica humana. No obstante también debemos tener esperanza y compartirla. El mensaje conceptual de nuestras observaciones es que el envejecimiento es un proceso plástico, reversible y por lo tanto sujeto a modificaciones . Que podemos frenarlo o revertirlo. Respecto a su aplicación en humanos, ojalá en los próximos 10 años pudiéramos ver los primeros ensayos clínicos de terapias antienvejecimiento, no para vivir más años, pero quizás para frenar el envejecimiento de determinados órganos y tejidos como la piel, los músculos o el sistema cardiovascular.

Ha trabajado también con gran éxito en la investigación de enfermedades raras y en la posibilidad de regenerar órganos y tejidos en laboratorio para paliar la insuficiencia de donantes, pese a ser España uno de los países más solidarios en ese sentido. ¿Cómo va esta línea?
Estamos progresando también en estas líneas. Recientemente hemos desarrollado una nueva tecnología de edición genética que podría tener un gran impacto en el tratamiento de enfermedades poco frecuentes. Tecnologías de reparación de nuestro ADN como éstas, junto al desarrollo de células y tejidos en el laboratorio, creo que en las próximos años van a suponer una revolución para el tratamiento de enfermedades hoy en día incurables.

Hablando de enfermedades raras, me gustaría que me diera su opinión sobre el caso de Nadia, la niña que al parecer sufre una enfermedad rara, cuyos padres han «recaudado» un dinero de manera injustificada.
Como científico no tengo ninguna opinión respecto a este caso. Como persona y sin conocer el caso en detalle, creo que es muy triste que por dinero se negocie con el sufrimiento y la enfermedad y ademas engañar y obtener beneficio de la generosidad de los demás. Vuelvo a insistir, y siguiendo esa misma línea, están los casos, muy extendidos desafortunadamente, en que se prometen curaciones milagrosas utilizando células o productos mágicos. Creo que los científicos y los medios de comunicación tenemos que luchar públicamente contra ese llamado ´turismo científico´, donde muchas personas negocian con las esperanzas de los enfermos.

Siempre hablamos de lo mal que está la investigación en España, de la fuga de cerebros, pero hay muchos españoles involucrados en procesos científicos de mucho calado. ¿Estamos mejor de lo que creemos?
España tiene grandes científicos, dentro y fuera de nuestro país.

Algunos como usted están más fuera que en España y otros trabajan desde aquí, como el profesor Mojica que acaba de ser doblemente candidato a un Nobel. ¿Se siente apoyado en este país o no es comparable con el valor de la ciencia en Estados Unidos?
Me siento bien en España por que es mi país. Respecto a Estados Unidos, es un país donde se valora enormemente y se sabe de la importancia de la ciencia y la tecnología para que tengamos un mundo mejor.

Copyright 2017 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal
Desarrollo web: Sergiodelgado.net