www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de La SEME

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

La fluctuación del peso corporal se vincula a eventos cardiovasculares en pacientes con diabetes

21 de Mayo de 2018
Medscape.com

Los pacientes con diabetes de tipo 2, cuyo peso fluctúa, al parecer tienen más riesgo de eventos cardiovasculares, como accidente cerebrovascular, infarto de miocardio y muerte, en comparación con aquellos cuyo peso se mantiene estable, señala un análisis de datos de un estudio previamente publicado.

Al analizar los resultados de más de 6.000 pacientes con diabetes de tipo 2, los investigadores encontraron que cada incremento de desviación estándar en la variabilidad del peso corporal se relacionaba con un aumento significativo en el riesgo de cualquier evento coronario, eventos coronarios graves y muerte.

Además, los resultados, presentados en el Congreso de la European Atherosclerosis Society (EAS) de 2018, sugirieron que los individuos con la máxima variabilidad en el peso corporal tenían un incremento de 59% en el riesgo de cualquier evento coronario, un aumento de 99% en el riesgo de infarto de miocardio, un incremento de 92% en el riesgo de accidente cerebrovascular y un aumento de 82% en el riesgo de muerte.

El Dr. David Waters, profesor emérito de la University of California San Francisco, en San Francisco, Estados Unidos, quien presentó el estudio, dijo que no está claro por los datos si las fluctuaciones del peso eran intencionales, como debido a dietas, y "no sabemos si las personas pueden influir en sus fluctuaciones del peso corporal".

En sus comentarios a Medscape, dijo que hay un "largo historial de otras variables fisiológicas que fluctúan y muchas son factores de riesgo. Por ejemplo, si una persona tiene una gran variabilidad en la presión arterial, es un gran factor de riesgo para accidente cerebrovascular y episodios cardiovasculares; si tiene una gran variabilidad en la frecuencia cardiaca, eso no es bueno", y estudios previos han demostrado que una gran variabilidad en los lípidos también representa un factor de riesgo.

Sin embargo, "no sabemos cuáles son algunos de los mecanismos, excepto tal vez por la presión arterial", aunque considera que es improbable un mecanismo subyacente común, sobre todo porque al parecer hay una correlación deficiente entre variaciones en las variables.

El Dr. Waters añadió que un estudio que llevaron a cabo demostró que los individuos cuya presión arterial fluctuaba no eran los mismos necesariamente que aquellos con fluctuaciones en el colesterol.

"Al parecer, si una persona no puede mantenerse estable para muchas variables diferentes, es algo riesgoso, pero no sabemos exactamente por qué".

Fluctuaciones en el peso corporal

La mayoría de los pacientes con diabetes de tipo 2 tienen sobrepeso u obesidad, y se recomienda la reducción de peso como parte de su tratamiento, dijo el Dr. Waters en su presentación.

Sin embargo, la reducción de peso relacionada con intervenciones en el estilo de vida suele ser temporal, y los intentos repetidos para ponerse a dieta y hacer ejercicio pueden desencadenar fluctuaciones en el peso corporal.

Habiendo demostrado previamente que la variabilidad del peso corporal es un factor de riesgo para los eventos cardiovasculares en pacientes con enfermedad coronaria, analizaron la relación entre la variabilidad en el peso corporal y los eventos cardiovasculares en diabéticos.

Recopilaron datos sobre variaciones intraindividuales en el peso corporal de 6.408 pacientes con diabetes de tipo 2 de los estudios CARDS, ASPEN y TNT que fueron objeto de seguimiento a 3, 6 y 12 meses después de la aleatorización y después cada 6 meses.

El criterio principal de valoración fue cualquier evento coronario, una combinación de muerte por cardiopatía coronaria, infarto de miocardio, paro cardiaco con reanimación (aparte de CARDS), revascularización coronaria y angina inestable o de nuevo inicio.

Se definió un evento coronario grave como muerte por enfermedad coronaria, infarto de miocardio y paro cardiaco con reanimación (de nuevo, excepto para el estudio CARDS), y cualquier evento cardiovascular se definió como algún evento coronario más accidente cerebrovascular mortal o no mortal, ataque isquémico transitorio, enfermedad vascular periférica o insuficiencia cardiaca.

La edad promedio de los pacientes en general fue 61,7 ± 8,1 años, 31,7% de los pacientes eran del género femenino y la media del índice de masa corporal fue 29,2 ± 4,1 kg/m2.

Hubo algunas diferencias notables en las características iniciales entre los estudios, debidas al menos en parte a que los participantes en el estudio TNT habían estado tomando atorvastatina en dosis de 10 mg/día durante 8 semanas al inicio del estudio.

El cambio medio en el peso corporal durante el curso del seguimiento fue 0,9 ± 52 kg; los pacientes en los estudios CARDS y ASPEN registraron un aumento de peso de 1,3 ± 5,6 kg y 1,1 ± 5,8 kg respectivamente, y los del estudio TNT tuvieron una reducción de 0,2 ± 2,8 kg.

Al calcular la variabilidad sucesiva promedio en el peso entre las consultas de seguimiento, los investigadores encontró que la variabilidad sucesiva promedio mediana era de 1,72 kg.

Definiendo la variabilidad baja y alta del peso corporal como una variabilidad sucesiva promedio por debajo o arriba de la mediana, los investigadores encontraron que los 3.205 participantes en el estudio con una gran variabilidad en el peso corporal eran, en comparación con los 3.203 pacientes con baja variabilidad en el peso corporal, significativamente más jóvenes (p < 0,0001); tenían más probabilidades de ser fumadores activos (p = 0,017); y más probabilidades de tener magnitudes más altas de índice de masa corporal, peso corporal y cambio de peso (p < 0,0001 para los tres).

También tenían niveles de colesterol de lipoproteínas de gran densidad significativamente más bajos (p < 0,0001) y triglicéridos más bajos (p = 0,0009) y más probabilidades de experimentar un evento cardiovascular durante el seguimiento: 22,4% frente a 15,7% (p < 0,0001).

Tomando en cuenta el tratamiento, el peso corporal medio y el cambio de peso, al igual que los factores clínicos y de riesgo y las determinaciones de lípidos, los investigadores determinaron que cada incremento de una desviación estándar en la variabilidad del peso corporal se relacionaba con un aumento significativo en el riesgo de cualquier evento coronario, con un hazard ratio de 1,08 (IC 95%: 1,01 - 1,14; p = 0,017).

Cada incremento de la desviación estándar en la variabilidad del peso también se relacionó con incrementos significativos en el riesgo de un evento coronario grave, con un hazard ratio de 1,12 (IC 95%: 1,04 - 1,20; p = 0,002); para cualquier evento cardiovascular, con un hazard ratio de 1,08 (IC 95%; 1,03 - 1,14; p = 0,0015); y para la muerte, con un hazard ratio de 1,16 (IC 95%: 1,10 - 1,22; p < 0,0001).

Los riesgos fueron incluso más altos cuando el equipo comparó el quintil más alto y el más bajo de la variabilidad del peso corporal, con un hazard ratio para cualquier evento coronario de 1,59 (IC 95%: 1,26 - 2,00; p < 0,0001), con un hazard ratio para cualquier evento coronario grave de 1,82 (IC 95%: 1,29 - 2,56; p = 0,0006), con un hazard ratio para cualquier evento cardiovascular de 1,75 (IC 95%: 1,44 - 2,13; p < 0,0001) y con un hazard ratio para muerte de 1,82 (IC 95%: 1,31 - 2,53; p = 0,0003).

Adicionalmente, estar en el quintil más alto de la variabilidad del peso corporal frente al quintil más bajo se relacionó con un incremento en el riesgo de accidente cerebrovascular, con un hazard ratio de 1,92 (IC 95%: 1,15 - 3,20; p = 0,012), y un incremento del riesgo de infarto de miocardio, con un hazard ratio of 1,99 (IC 95%: 1,33 - 2,97; p = 0.0008).

El efecto de la variabilidad en el peso corporal fue máximo en personas con sobrepeso y obesas. Por ejemplo, 17,48% de los pacientes obesos con una variabilidad mayor que la mediana presentaron algún evento coronario en comparación con 11,44% de aquellos con una menor variabilidad en el peso corporal (p < 0,0001).

Entre las personas con sobrepeso, las tasas fueron 15,31% y 10,98%, respectivamente (p = 0,014), mientras que la diferencia casi desapareció entre los individuos con peso normal: 11,16% frente a 10,72, respectivamente (p = 0,8470).

Se observó un patrón similar para cualquier evento cardiovascular.

El Dr. Waters concluyó que entre los pacientes con diabetes de tipo 2, "la fluctuación en el peso corporal se asoció a una mayor mortalidad y a una mayor tasa de eventos cardiovasculares, independientemente de los factores de riesgo cardiovascular tradicionales".

Añadió, "la magnitud de este riesgo aumentó conforme se incrementó la variabilidad del peso corporal y entre las personas que tenían sobrepeso u obesidad al inicio".

Panorama incompleto

El encargado de presidir la sesión, el Dr. Emilio Ros, Ph. D., director de la Clínica de Lípidos y consultor sénior del Servicio de Endocrinología y Nutrición, en el Hospital Clínic, en Barcelona, España, dijo a Medscape que los resultados actuales son congruentes con lo que se observó en el análisis previo en pacientes con enfermedad coronaria.

Dijo que la enfermedad coronaria y la diabetes de tipo 2 "están íntimamente relacionadas, de manera que tiene sentido". Sin embargo, para explicar "por qué ocurre esto, necesitamos estudios mecanicistas y, también, como lo mencionó el Dr. Waters, el estudio tiene limitaciones".

"No saben si estas fluctuaciones del peso fueron a propósito o se relacionaron con enfermedad o se debieron a interacciones sociales que permiten a las personas decir, 'estás muy gordo, deberías bajar de peso', y algo por el estilo", añadió el Dr. Ros, quien no intervino en el estudio.

"El panorama no está completo, pero sabemos que lo que él mostró para la diabetes y lo que mostró para la enfermedad coronaria es muy interesante".

El Dr. Waters refiere remuneración por su participación en el comité de estudios clínicos de CSL Ltd, Pfizer, Regeneron, Resverlogix y Sanofi, así como honorarios por conferencias y remuneración por consultoría de Pfizer. El Dr. Ros refiere becas y apoyo para investigación de parte de la California Walnut Commission, Alexion, Amgen, Pfizer y Sanofi-Aventis y remuneración u honorarios por consultoría de la California Walnut Commission, Aegerion, Alexion, Akcea, Merck, Sanofi-Aventis, Ferrer International y Danone.

Copyright 2018 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal · Privacidad · Cookies
Desarrollo web: Sergiodelgado.net