www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de La SEME

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

La American Heart Association avisa que los edulcorantes hipocalóricos pueden ser útiles en adultos

23 de Agosto de 2018
Medscape.com

Debido a que se carece de evidencia sobre los efectos de las bebidas con edulcorantes hipocalóricos a largo plazo, la American Heart Association (AHA) aconseja que los niños no las consuman por periodos prolongados, pero afirma que estas bebidas hipocalóricas pueden ser útiles en adultos, como una alternativa al consumo regular de bebidas azucaradas, en un nuevo asesoramiento científico.

"Con base en la evidencia disponible, el grupo redactor de la American Heart Association concluyó que por el momento es prudente indicar que los niños no consuman en forma prolongada bebidas con edulcorantes hipocalóricos", señalan los autores del asesoramiento científico de la American Heart Association.

"En adultos que habitualmente consumen bebidas azucaradas de manera considerable, el grupo redactor de la American Heart Association concluyó que las bebidas con edulcorantes hipocalóricos pueden ser una estrategia de reemplazo útil para reducir la ingesta de bebidas endulzadas con azúcar".

El estudio, publicado el 30 de julio en la versión electrónica de Circulation, es el primero de su tipo de la American Heart Association en abordar el tema de los edulcorantes hipocalóricos. El artículo señala que la asociación "respalda este asesoramiento científico de la American Heart Association, y considera que el documento clínico tiene valor educativo".

Una excepción importante a la recomendación para los niños, es para personas con diabetes mellitus; en quienes siguen una dieta equilibrada y vigilan estrechamente su glucosa sanguínea, las bebidas hipocalóricas pueden representar una sustitución útil para prevenir las fluctuaciones excesivas de la glucosa, concluye el asesoramiento.

Respecto al uso de bebidas entre los adultos, cualesquiera beneficios probablemente se contrarrestarían si hay un incremento compensador en la ingesta de energía derivada de otras fuentes, resaltan los autores.

¿Se evitan los daños del azúcar con edulcorantes?

En un análisis de expertos en el año 2012, la American Heart Association, en equipo con la American Diabetes Association, abordó el tema de la sustitución de azúcares con edulcorantes hipocalóricos, afirmando que cuando se utilizan con prudencia, los edulcorantes pueden ayudar a reducir la ingesta de azúcar, permitir el mantenimiento de un peso corporal sano, y reducir la enfermedad cardiovascular, así como la diabetes de tipo 2.

Sin embargo, puesto que las bebidas con edulcorantes hipocalóricos representan 19% de todas las bebidas que consumen los niños, y 32% de las que ingieren los adultos, la American Heart Association señaló la necesidad del nuevo asesoramiento científico para esclarecer más la evidencia existente sobre la relación entre las bebidas y la salud cardiometabólica.

La asesoría no aborda las ventajas y desventajas de algún edulcorante hipocalórico en especial, pues hay una falta de datos sobre bebidas específicas. Las recomendaciones aluden a los seis edulcorantes de gran intensidad actualmente aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos, sacarina, aspartame, acesulfame K, sucralosa, neotame, y advantame, y los dos edulcorantes de gran intensidad adicionales para los cuales la agencia no ha emitido cartas de objeción: Glucósidos de esteviol, obtenidos de hojas de la planta estevia (Stevia rebaudiana), y extractos del fruto del balancín Siraitia grosvenorii, también conocido como luo han guo, o fruta del monje.

El análisis de la evidencia sobre los efectos a largo plazo de los edulcorantes hipocalóricos para el asesoramiento demostró que casi todos los datos eran observacionales, y en gran parte no concluyentes. Por ejemplo, los datos indican un vínculo entre el consumo de las bebidas a largo plazo y el riesgo de diabetes de tipo 2, y enfermedad cardiovascular; sin embargo, no se pudo descartar el papel que desempeñan la causalidad inversa, y la adiposidad.

Además, estudios observacionales parecen demostrar un vínculo constante entre las bebidas con edulcorantes hipocalóricos y un aumento en el riesgo de accidente vascular cerebral, pero la American Heart Association recomendó cautela en la interpretación, debido a los múltiples factores de confusión potenciales, los problemas metodológicos, y la posibilidad de causalidad inversa.

Dos estudios prospectivos notablemente grandes, con décadas de seguimiento, llegaron a conclusiones similares en torno a los edulcorantes hipocalóricos. En un estudio se analizó a más de 42.000 hombres del Health Professional Follow-Up (Seguimiento de profesionales de la salud), y se demostró que durante 22 años de seguimiento, el consumo regular de bebidas azucaradas se vinculaba a un aumento del riesgo de cardiopatía coronaria, y algunos cambios adversos en lípidos, factores inflamatorios, y leptina, mientras que no se asociaron riesgos similares a la ingesta regular de bebidas endulzadas con edulcorantes artificiales.

En otro estudio en que se analizó a más de 88.000 mujeres del Nurses' Health Study, se demostró que durante un seguimiento de 24 años, el consumo regular de bebidas endulzadas con azúcar también se asociaba a un incremento significativo en el riesgo de cardiopatía coronaria, aun después del ajuste con respecto a factores relativos al estilo de vida o dietéticos no saludables, sin que se observara un incremento en el riesgo con el consumo regular de edulcorantes hipocalóricos en las bebidas.

Mientras tanto, en pocos estudios aleatorizados controlados se han evaluado las bebidas con edulcorantes hipocalóricos y la enfermedad cardiovascular, y ninguno ha tenido suficiente tamaño de muestra, o características de pacientes, para determinar los criterios de valoración de enfermedad cardiovascular, señala la American Heart Association.

Por lo que respecta a variables diferentes a enfermedad cardiovascular, alguna evidencia a corto plazo muestra los beneficios potenciales de las bebidas con edulcorantes hipocalóricos frente a las bebidas azucaradas en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad, particularmente en personas con alto riesgo de obesidad.

Recomendaciones de otros grupos

Las guías clínicas de otros grupos médicos sobre el consumo de edulcorantes hipocalóricos por lo general siguen las recomendaciones de la American Heart Association, reconociendo algunos beneficios potenciales como una ayuda para bajar de peso, pero señalando la falta de evidencia, y los problemas de los efectos sobre las conductas alimentarias.

Por ejemplo, un análisis del año 2012 del Consejo de Ciencia y Salud Pública de la American Medical Association (AMA) concluye que las bebidas podrían tener ventajas moderadas para la baja de peso y su regulación, pero advierten que existe la percepción de que se pueden consumir más calorías de otros alimentos, y también fomentan una preferencia por los alimentos dulces.

Además, la American Academy of Pediatrics (AAP), en una declaración de normativa de 2015, señaló que varias bebidas con edulcorantes hipocalóricos aprobadas por la FDA podrían ser útiles para reducir la ingesta calórica, y reemplazar los azúcares añadidos.

Sin embargo, otro estudio clínico del Comité de Nutrición de la American Academy of Pediatrics hace eco de algunas inquietudes de la American Medical Association, en el sentido de que las bebidas den por resultado preferencias de sabor por el consumo habitual de bebidas endulzadas, y una menor percepción de la ingesta calórica, así como posiblemente sustituir las bebidas más sanas, y alterar la microbiota intestinal, o aumentar la intolerancia a la glucosa.

Las tendencias muestran reducciones en el consumo de bebidas endulzadas

En un signo alentador, tanto el consumo de bebidas endulzadas con azúcar, como el de bebidas endulzadas con edulcorantes hipocalóricos, ha estado disminuyendo en Estados Unidos en años recientes, lo que posiblemente indica una mayor concientización del consumidor respecto a la alternativa más sana del agua simple, comentó a Medscape Rachel Johnson, Ph. D., presidenta del Comité de Nutrición de la American Heart Association.

"Ha habido numerosas campañas de salud pública que exhortan a los consumidores a reducir la ingesta de bebidas azucaradas", explicó Johnson, exrectora asociada de la University of Vermont, y decana del College of Agriculture and Life Sciences, en Burlington, Estados Unidos.

"Además, al parecer los consumidores cada vez se vuelven más recelosos de muchos tipos de edulcorantes, incluidos los hipocalóricos".

Los mensajes fundamentales que pueden haber tenido resonancia entre el público incluyen una declaración científica de la American Heart Association en el año 2016, que advierte sobre los efectos adversos de las altas ingestas de azúcares añadidos en las dietas de los niños, y recomienda que niños y adolescentes no consuman más de 235 ml de bebidas azucaradas a la semana.

"Hay muy poco espacio para las bebidas azucaradas en las dietas de los niños", señaló Johnson. El nuevo estudio subraya las alternativas.

"Para niños que consumen bebidas azucaradas con regularidad, las bebidas hipocalóricas pueden ser una herramienta útil para ayudarlos a reducir la ingesta de bebidas azucaradas. Pero existen alternativas más sanas a las bebidas hipocalóricas, como el agua, la leche baja en grasa, y libre de grasa", concluyó.

"Exhortamos a los padres a que ayuden a sus niños a cambiar a estas bebidas más saludables", enfatizó.

La evidencia demuestra constantemente que las dietas ricas en azúcares añadidos se vinculan a una serie de factores de riesgo para enfermedad cardiovascular, como obesidad, dislipidemia, hipertensión arterial, e inflamación crónica y, por tanto, la American Heart Association recomienda restringir la ingesta de azúcares añadidos al equivalente de 100 calorías por día en mujeres, 150 calorías en hombres, y menos de 100 por día en niños y adolescentes de 2 a 18 años; para menores de 2 años se deben incluir azúcares añadidos en la dieta.

Copyright 2018 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal · Privacidad · Cookies
Desarrollo web: Sergiodelgado.net