www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de La SEME

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

Siete de cada diez médicos ha atendido en el último año consultas sobre bulos en salud

27 de Noviembre de 2018
DiarioMedico.com

El I Congreso Salud sin Bulos se está celebrando este martes en el Hospital de La Princesa de Madrid, organizado por la Asociación de Investigadores en eSalud. En la cita se presenta el primer Estudio sobre Bulos de Salud, cuyos resultados surgen de una encuesta a 300 profesionales sanitarios de todas las comunidades autónomas y de edades comprendidas entre los 25 y los 70 años.

La muestra es pequeña como para considerarla totalmente representativa, pero da pistas de una realidad preocupante. Casi el 70 por ciento de los médicos encuestados admite haber atendido en su consulta en el último año a pacientes preocupados por un bulo de salud, con protagonismo de los relativos a pseudoterapias (71 por ciento de los casos), alimentación (54 por ciento) y cáncer (41 por ciento).

El hecho de que la red no sea un lugar seguro para bucar información sanitaria provoca que el 79 por ciento de los médicos encuestados no se fíe de Internet como fuente de información fiable para los pacientes. Además, los facultativos observan un aumento de la presencia e importancia de los bulos sobre salud. Tal y como quedó reflejado en la jornada Cáncer sin Bulos, celebrada en septiembre, tanto los bulos como las pseudoterapias -son muchos los bulos ligados a la pseudociencia, pero también hay numerosos vinculados con la mala ciencia- son una amenaza creciente, pero falta intervenir de forma eficaz y organizada contra ellos.

Internet, ese doble filo

¿De dónde vienen los bulos? Internet (69 por ciento de los casos), las redes sociales (63), el círculo cercano (48) y las aplicaciones de mensajería móvil como WhatsApp (30 por ciento) parecen como las principales fuentes de los bulos.

¿Qué soluciones se proponen? Al margen de la formación profesional y la educación en salud, los profesionales sanitarios encuestados consideran de forma mayoritaria (96 por ciento) que las instituciones públicas “deberían tomar medidas para vigilar de cerca los bulos de salud”. 

Los médicos observan un aumento de la presencia e importancia de los bulos sobre salud. El 69 por ciento ha detectado un incremento en los bulos de salud que circulan entre sus pacientes, y un 92 por ciento cree que, además de otras vías de dispersión de bulos, los medios de comunicación “no son lo bastante rigurosos al contrastar la información de salud que comunican”.

¿Cómo reacciona el médico ante un bulo en su consulta? La mayoría (un 82 por ciento) “explica por qué es mentira, con datos o argumentos respaldados científicamente”, aunque sólo un tercio recomienda recursos 2.0 como páginas web o aplicaciones para que los pacientes puedan consultar sus dudas sobre salud de forma independiente y avanzar en la identificación de posibles bulos. Un 66 por ciento de los médicos encuestados no realiza aún esta prescripción 2.0.

Al margen de su labor en la consulta, el 57 por ciento de los médicos dice realizar “alguna actividad personal para frenar los bulos. El 79 por ciento señala que hace pedagogía en su lugar de trabajo, y el 54 por ciento lo hace fuera de la consulta entre colegas de trabajo, familiares y conocidos. El 41 por ciento utiliza las redes sociales para tratar de desmentirlos.

Zumo de limón, mamografías, sujetadores…

¿Qué bulos son los más comunes? algunos de los más llamativos y repetidos: el zumo de limón previene el cáncer; los sujetadores provocan cáncer de mama; las mamografías producen tumores de tiroides; resurarse las axilas incrementa el riesgo de tumores mamarios, una cucharada diaria de aceite de oliva evita tumores… Por supuesto, como buenos bulos, todos falsos. Tan sencillo puede ser localizarlos como difícil desmontarlos y sacarlos de la circulación.

Copyright 2018 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal · Privacidad · Cookies
Desarrollo web: Sergiodelgado.net